Autónomos: 3,2 millones trabajan por cuenta propia

 

 

        El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos vio aumentar su número de afiliados en 2.545 autónomos, durante el primer trimestre de 2017, pasando de los 3.194.210 en diciembre de 2016 a los 3.196.754 en marzo de 2017. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un aumento del +0,1%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos. Se trata del cuarto año consecutivo con crecimiento de autónomos durante un primer trimestre del año desde el inicio de la crisis económica.

 

 

 

 

Pero si el RETA cierra en positivo es gracias al colectivo de autónomos extranjeros, dado que  a lo largo del primer trimestre de 2017, el número de trabajadores autónomos extranjeros dados de alta en este régimen aumentó en 5.510 emprendedores, lo que se traduce en un crecimiento del 2%, hasta situar la cifra total de autónomos extranjeros en 284.077 personas. Así, el impulso emprendedor del colectivo autónomo extranjero ha sido muy superior al del conjunto del RETA.

Otro dato positivo sobre la evolución del trabajo por cuenta propia es que dos tercios de estos empresarios tiene ya una supervivencia superior a los tres años y que la mitad de todos los autónomos superan los cinco años de actividad y afiliación al RETA. El problema sigue siendo que el 86% de ellos no supera la base mínima de cotización.

“El colectivo de autónomos vuelve a mostrar una vez más que somos los protagonistas de la generación de empleo. Un tercio del nuevo empleo creado en el primer trimestre del año lo protagonizan los autónomos”, ha señalado el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, quien puntualizaba que “para conseguir la consolidación del empleo autónomo y favorecer la generación de empleo es fundamental acelerar la ley de medidas urgentes para el trabajo autónomo que se empieza a negociar en el Congreso y conseguir sacarla a delante y ponerla en marcha a la mayor brevedad posible”.

En el cómputo global, 7 de las 17 comunidades autónomas, además de Ceuta, vieron aumentar en el primer trimestre del año el número de autónomos inscritos en la Seguridad Social. Por el contrario, fueron diez las comunidades autónomas que han perdido trabajadores por cuenta propia en el primer trimestre del año, con Asturias, Aragón y Galicia liderando dicho descenso: Asturias ha reducido su número de autónomos un 0,8%, lo que en términos absolutos se traduce en 636 trabajadores por cuenta propia menos que en diciembre de 2016, y Aragón y Galicia lo han hecho un 0,6%, 659 y 1.200 autónomos menos, respectivamente, que a principios de año.

Por el contrario, el crecimiento registrado en las otras siete comunidades autónomas es lo que ha llevado al RETA a cerrar en positivo el primer trimestre de 2017. Islas Baleares ha sido un año más la comunidad que lidera el crecimiento de autónomos en el periodo analizado con un crecimiento del 1,4%, lo que en términos absolutos se traduce en 1.208 nuevos trabajadores por cuenta propia cotizando a la Seguridad Social. Le siguen Murcia, con un incremento del 0,6% de sus autónomos, Andalucía, Canarias y la Comunidad de Madrid, todas ellas con un crecimiento del 0,5%, la Comunidad Valenciana, con un 0,2% y 773 nuevos emprendedores, y Cataluña que logró situarse en positivo y sumar 73 trabajadores autónomos a la Seguridad Social.

Si se analizan los datos por provincias, se comprueba cómo únicamente en 17 de las 50 provincias españolas ha aumentado el número de personas que ha puesto en marcha una actividad por cuenta propia y se ha dado de alta en el régimen de autónomos. Los mayores aumentos fueron los de Baleares, y las provincias andaluzas de Málaga, Huelva y Almería, con un aumento de los cotizantes al RETA del 0,7%. Cabe destacar que Barcelona ha sido la única provincia de Cataluña en la que ha aumentado el número de autónomos en el primer trimestre de 2016, con un aumento de 403 autónomos y ha contrarrestado las pérdidas de las otras tres provincias al empujar a positivo la cifra total de Cataluña, que suma, de media, 73 nuevos autónomos. Lo mismo ocurre en Castilla y León, donde Segovia ha sido la única provincia en sumar autónomos en el primer trimestre del año, concretamente 25 nuevos autónomos.

Por el contrario, hay otras 33 provincias que aún se muestran en negativo. Entre los mayores descensos durante el primer trimestre destacan los producidos en las provincias Soria, Huesca y Ourense, Asturias y Palencia, todas ellas con un 0,8% menos de autónomos cotizando a la Seguridad Social que al finalizar el año.

 

 

 

 

 

En el análisis que realiza ATA por género se comprueba que el ritmo de crecimiento ha sido similar tanto en varones como en mujeres, con un aumento del 0,1% en ambos casos. Así, en términos absolutos los hombres aumentaron en 1.604 durante el primer trimestre y las mujeres lo hicieron en 941.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo, a pesar de aumentar el número de emprendedores en 2.545 personas en los tres primeros meses de 2017, cabe destacar que los tres sectores más numerosos en cuanto al número de autónomos han registrado importantes descensos a lo largo del primer trimestre: comercio, con una importantísima perdida de 4.619 autónomos, lo que representa un descenso del 0,6%, hostelería y agricultura. Actividades artísticas también registró un descenso de 67 autónomos.

El resto de sectores de actividad si lograron sumar nuevos emprendedores a lo largo del primer trimestre del año, y es lo que ha permitido al RETA cerrar con un aumento de emprendedores. Los mayores aumentos fueron los que se registraron en construcción, educación, actividades profesionales, actividades sanitarias, actividades inmobiliarias y transporte, que sumó 374 nuevos trabajadores por cuenta propia.

 

Aportación de extranjeros

Como queda expuesto más arriba, el total de autónomos dados de alta en la seguridad social aumentó en los tres primeros meses en 2.545 personas en el periodo analizado, y los autónomos extranjeros lo hicieron en 5.510 personas. “Estos datos vuelven a poner de manifiesto la necesidad de destacar el importante papel que desempeña el colectivo en la recuperación del empleo autónomo. El RETA crece en los tres primeros meses del año empujado por el crecimiento del colectivo extranjero. Son personas muy emprendedoras y para las que el autoempleo se ha convertido en una fórmula eficaz para incorporarse al mercado laboral”, afirma Lorenzo Amor.

Al analizar los datos por comunidades autónomas, se comprueba como únicamente Asturias y Cantabria pierden autónomos extranjeros en el primer trimestre del año, 56 y 27 personas menos, respectivamente, lo que representa un descenso del 2,3% en Asturias y del 1,5% en Cantabria. Por el contrario, Islas Baleares, Aragón y Navarra fueron las comunidades donde más aumentó el número de autónomos extranjeros a lo largo de los tres primeros meses del año. En términos absolutos las comunidades que más autónomos sumaron fueron Cataluña, Madrid y Andalucía. Así, el 59,6% de los nuevos emprendedores extranjeros puso en marcha su actividad en una de estas tres regiones.

Si se desciende al análisis de los datos por provincias, el informe elaborado por ATA muestra como únicamente 7 de las 50 provincias españolas no logran sumar autónomos extranjeros en el primer trimestre del año. Estas siete provincias son: Soria, Asturias, Cantabria, Palencia, Valladolid, Lugo, con un descenso del 0,3% de sus autónomos de origen extranjero, y Lleida, provincias que perdieron el 0,2% de sus trabajadores por cuenta propia de fuera de sus fronteras.

Por lo tanto, las 43 provincias restantes además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, sí vieron aumentar el número de emprendedores extranjeros en los tres primeros meses del año, siendo las provincias castellano y leonesas de Ávila, Zamora, Segovia, así como las andaluzas Córdoba y Almería las que registraron mayores crecimientos en los tres primeros meses de 2017.

El grupo de autónomos extranjeros representa el 8,9% del total de autónomos inscritos en el RETA. Porcentaje éste que varía mucho dependiendo de la comunidad autónoma. En los dos archipiélagos y en Melilla el porcentaje de autónomos extranjeros sobre el total de autónomos duplica el porcentaje nacional, el 19,7% del total de autónomos en Islas Baleares, el 17,8% en las Islas Canarias y el 20,9% en el caso de Melilla. Por el contrario, las comunidades de Extremadura y Galicia continúan siendo las regiones en las que menos peso tiene el colectivo de autónomos extranjeros a cierre del primer trimestre de 2017.

“Hay que hablar de cambio de tendencia y desterrar falsos mitos: si en años anteriores hablábamos que eran casi de forma exclusiva los ciudadanos chinos los responsables del crecimiento de autónomos ahora se ve como hay otras muchas nacionalidades que se muestran más emprendedoras”, señala Lorenzo Amor al analizar la evolución del colectivo atendiendo a la nacionalidad.

Así, los mayores incrementos de autónomos extranjeros en el primer trimestre del año los registraron los emprendedores procedentes de Reino Unido y Rumania, que se incrementaron en el periodo analizado un 3,3% y 3,2%, respectivamente, lo que se traduce en 685 autónomos británicos más que en diciembre y 1.042 nuevas actividades puestas en marcha por ciudadanos rumanos. Todas las nacionalidades más representativas que analiza el informe han sumado trabajadores por cuenta propia durante los tres primeros meses de 2017. Por su parte, el colectivo de autónomos chinos sigue aumentando pero con un crecimiento inferior al registrado en años anteriores, concretamente un 1,2%, 591 autónomos chinos más en el trimestre hasta situar la cifra total en 50.935 autónomos. A pesar de ello, sigue siendo el colectivo más numeroso al representar al 17,9% de los autónomos extranjeros y seguidos muy de lejos por los rumanos, que representan el 11,8% del total.

 

 

 

 

En la evolución del colectivo de autónomos extranjeros, el crecimiento de los varones ha sido ligeramente superior al registrado por las mujeres: durante el primer trimestre de 2017 el número de empresarias extranjeras creció a un ritmo del 1,8% y los varones lo hicieron al 2,1%. En cuanto a los sectores de actividad todos han visto crecer el número de emprendedores, siendo hostelería y construcción las actividades elegidas el por 38,2% de los nuevos autónomos extranjeros. Es decir, hostelería y construcción concentran a cuatro de cada diez de las nuevas altas de autónomos extranjeros.

También hay que destacar los crecimientos que han registrado en el trimestre el comercio, con un total de 674 nuevos autónomos, así como industria y transporte.

 

Crear y sobrevivir

Pero tan importante como decidirse a emprender es lograr que esta sobreviva y por ese motivo es muy importante que el 66% de los autónomos de los 3.191.291, filiados al RETA a finales de 2016 haya consolidado su actividad y su empresa tenga más de 3 años de antigüedad.

Del ese número, 1.972.985 son autónomos persona física, es decir, seis de cada diez. Por otro lado, el 38,2% de los autónomos están dados de alta con algún tipo de sociedad, es decir, 1.218.306 personas. De los autónomos persona física, 12.275 están dados de alta en el régimen especial del Mar. Además hay 194.925 autónomos dados de alta como familiar colaborador, 388.883 como administrador de sociedad, 42.706 como familiar de socio, 11.556 como religioso y 24.670 enmarcado en los colegios profesionales.

Según ATA, cada vez más trabajadores por cuenta propia logran consolidar sus negocios y seguir adelante y se ha reducido la mortalidad de las actividades de los autónomos dado que además de que dos de cada tres autónomos en nuestro país tienen más de tres años de antigüedad,  uno de cada dos ha conseguido alcanzar más de cinco años de antigüedad como autónomo. Además, el 18,9% de los autónomos, uno de cada cinco, lleva entre uno y tres años. El 15% de los autónomos lo era desde hace menos de un año, en total 295.291 personas a finales de 2016.

El hecho de que los autónomos que llevan de 1 a 3 años ejerciendo su actividad hayan crecido en un año un 1,3%, y los de se dieron de alta hace 4 o 5 años se incrementen en un 12,4%, es la principal muestra de que los autónomos que nacieron del cambio de cultura que fomenta el emprendimiento y tienen como principal acicate la tarifa plana, son capaces de crecer y de consolidarse en el tiempo, afirma ATA.

Por otro lado, el menor número de los que no alcanzan un año de vida como autónomo remarca el descenso en las nuevas altas que se ha experimentado en este año y muestra también que los que se dieron de alta en 2015 han superado la barrera de los 12 meses.

Siguiendo con el perfil del autónomo propiamente dicho, hay que resaltar que continúa mes a mes el crecimiento de las mujeres autónomas, que representan uno de cada tres. Los varones son el 65,2% del colectivo. El ritmo de crecimiento en las autónomas fue del 1,3% en 2016.

Si se trata de la edad, únicamente el 1,9% tiene menos de 25 años. Frente a este dato, el 25,6%, uno de cada cuatro, es mayor de 55 años. El colectivo más numeroso es el de los autónomos que tienen entre 40 y 54 años, que son el 45,7% del total. Finalmente, el 26,8% tiene entre 25 y 39 años.

Por sectores, uno de cada cuatro autónomos persona física se encuadra en el comercio, seguidos por los autónomos de la agricultura y construcción. Estos sectores, unidos al 9,2% de autónomos en hostelería, engloban al 55,5% de los autónomos, es decir, a más de uno de cada dos.

Al hablar de la base de cotización de los autónomos la mínima para 2017 es la misma que en 2016: 893,1€ , el 86 % de los autónomos no supera la base mínima de cotización. Además, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, este porcentaje supera considerablemente el 90 % cuando la edad es inferior a los 40 años, y solo el 0,8% de los autónomos persona física cotizan por más de tres veces la base mínima de cotización, es decir por más de 2.679,3€.

De los casi dos millones de autónomos persona física, uno de cada cinco tienen al menos un trabajador a su cargo, un punto más que en 2015 que suponían el 20,9%. Los autónomos persona física empleadores se han incrementado en un 4% en el último año, y sin embargo bajan los autónomos que no tienen empleados a su cargo en 2016 en 2.947 personas. A lo largo de 2016 los autónomos han generado una media de 193 empleos netos cada día.

 

 

Última Edición

 

 

 

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Revista TodoPyme. Contacto: 646 196 358