Chatbots e Inteligencia Artificial

 

 

El uso de los chatbots y el desarrollo de la Inteligencia Artificial están experimentando un crecimiento sin igual en los últimos años.

Un chatbot (también conocido como talkbot , chatterbot , Bot , IM bot , agente interactivo o Entidad conversacional artificial ) es un programa de computadora que conduce una conversación a través de métodos auditivos o textuales.

 

 

 

 

Tales programas a menudo están diseñados para simular de manera convincente cómo un humano se comportaría como un compañero de conversación, pasando así la prueba de Turing ( criterio de inteligencia que depende de la capacidad de un programa de computadora para hacerse pasar por un ser humano en una conversación escrita en tiempo real con un juez humano, lo suficientemente bien como para que el juez no pueda distinguir de manera confiable entre el programa y un humano real.)

Los chatbots se usan generalmente en sistemas de diálogo para diversos fines prácticos, incluido el servicio al cliente o la adquisición de información. Algunos chatterbots utilizan sofisticados sistemas de procesamiento de lenguaje natural , pero muchos sistemas más simples escanean en busca de palabras clave dentro de la entrada, y después obtienen una respuesta con las palabras clave más coincidentes, o el patrón de redacción más similar, de una base de datos .

El término “ChatterBot” fue acuñado originalmente por Michael Mauldin en 1994 para describir estos programas de conversación.  En la actualidad, los chatbots son parte de asistentes virtuales como el Asistente de Google , y se accede a ellos a través de las aplicaciones, sitios web y plataformas de mensajería instantánea de muchas organizaciones. Las aplicaciones no asistentes incluyen chatbots utilizados con fines de entretenimiento, para investigación y bots sociales que promueven un producto, candidato o problema en particular.

El mercado de la IA registrará un valor de 190 mil millones de dólares en 2025, según el último estudio llevado a cabo por Markets and Markets. Por si fuera poco, un informe reciente realizado por International Data Corporation afirma que el 75% de las empresas anticipa los beneficios basados en la eficiencia y la productividad de los empleados gracias al uso de Inteligencia Artificial.

Sin embargo, su auge al igual que el de los chatbots ha dado lugar a ciertos mitos alrededor de su uso. Por este motivo, Chatbot Chocolate ha analizado cuáles son las creencias erróneas más extendidas:

 

“Chatbots e IA son lo mismo”

Uno de los mitos más comunes es mezclar ambos conceptos y asegurar la necesidad de introducir Inteligencia Artificial dentro de cualquier chatbot. “Aunque se tiende a pensar que es obligatorio, no es realmente así. Depende del objetivo del bot. Gran parte del éxito de un chatbot depende de su diseño y de la adecuada combinación de entendimiento del lenguaje natural, árboles de decisión y el uso de recursos visuales, no de Inteligencia Artificial” apunta Ángel Hernández, socio director de Chatbot Chocolate.

 

“Solo es interesante para grandes compañías”

Es cierto que existen numerosos sistemas ofertados por grandes compañías tecnológicas como Microsoft o IBM para construir chatbots y los costes por su uso dependen del número de peticiones que se haga al sistema. En el caso de empresas con poco volumen de interacción, el mayor coste será el de construcción del chatbot y no el de su posterior uso. El tiempo y complejidad de su creación dependerá de lo queramos que sea capaz de hacer, de los sistemas adicionales que haya que desarrollar o de las integraciones necesarias de otros sistemas o bases de datos, pero no del tamaño de la empresa.

 

“Las máquinas no necesitan de los humanos para aprender”

Aunque las redes neuronales y las tecnologías cognitivas están demostrando sus capacidades con resultados espectaculares, como IBM Watson en Jeopardy, aún están lejos de replicar el cerebro humano y de poder tomar decisiones sin haber sido programadas previamente para ello. En este contexto, destaca la “hiperpersonalización” presente en compañías como Amazon o Netflix. Los mismos algoritmos que hacen que esto sea posible ya pueden introducirse también en chatbots y asistentes virtuales, previamente programados por humanos para que funcione de acuerdo con lo esperado.

 

“La Inteligencia Artificial acabará con muchos puestos de trabajo”

Las noticias sobre que la automatización, debido a la introducción de la Inteligencia Artificial, acabará con muchos puestos de trabajo son cada vez más comunes. De hecho, una investigación llevada a cabo por McKinsey Global Institute asegura que el 45% de las actividades de trabajo humano podrían ser reemplazadas por la automatización. Sin embargo, las ventajas que ofrece no implican la destrucción irrevocable de puestos de trabajo. “Aún estamos en una fase inicial en cuanto al uso y capacidades que ofrece la IA, pero no cabe duda de que su impacto alcanzará a muchos procesos en todos los sectores. Tenemos que ser conscientes de que algunas tareas desaparecerán en el futuro, pero también aparecerán otras nuevas” asegura Hernández.

 

“Ya conocemos todo lo que podemos hacer gracias al uso de IA”

Aunque las empresas están introduciendo esta tecnología a pasos agigantados, aún queda un largo camino por recorrer. Para Hernández, “los próximos años irán acompañados de grandes novedades que seguirán poniendo de manifiesto las grandes oportunidades y retos que nos trae esta nueva tecnología que está claro va a cambiar nuestro futuro”.

 

 

Última Edición

 

 

 

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Revista TodoPyme. Contacto: 646 196 358